¿Qué comprar en nuestro negocio no se transforme en “la Búsqueda del Tesoro”?

Los consumidores de hoy en día, ya son 2.0. Están acostumbrados a los tiempos cada vez más cortos que les da la tecnología. Desde: el mensaje instantáneo de WhatsApp, encontrar una canción en segundos a través de Spotify o YouTube, hasta sacar turnos...
que comprar en nuestro negocio no se transforme en la busque

Los consumidores de hoy en día, ya son 2.0. Están acostumbrados a los tiempos cada vez más cortos que les da la tecnología. Desde: el mensaje instantáneo de WhatsApp, encontrar una canción en segundos a través de Spotify o YouTube, hasta sacar turnos online o pasando por las terminales de autogestión. La velocidad que otorga la informática, vuelve más impacientes a los consumidores, más aún si son millennials.

Un negocio de hoy en día, ya sea un kiosco, un local de ropa o un Supermercado, no se puede quedar sin existencia de ningún producto clave. El cliente sencillamente, no lo esperará. Lo cual lo catapulta directamente hacia los brazos de nuestros competidores o lo lleva a que lo adquiera desde su casa directamente con el celular. 

Antes el no contar con existencia, podía significar perder un cliente a mediano / largo plazo. Hoy puede llevar a no contar más con su lealtad, de forma inmediata. Debido a que cada vez más los productos son commodities, sumado a la competencia de precios y de ventajas hacia el cliente (las cuotas comienzan a correr en 60 dias, envio sin cargo, etc)

Esto es aún más catastrófico, cuando el cliente no encuentra el producto, pero en realidad lo que busca está en el negocio, pero no sabemos donde, o sigue en depósito y todos pensaban que estaba en el salón de ventas.
Tenemos que apartarnos de las formas tradicionales de controlar estos errores, ya son casi prehistórica. Las Empresas no dudan en crear una tienda online, ofrecer chat a los clientes, o número de WhatsApp para consultas. Pero se siguen manejando a nivel logística, depósito y reposición como en los ‘80.
Los sistemas clásicos, se basan muchas veces en conteos visuales, con el problema de falla humana que conlleva, de la lentitud, además de la necesidad de más personal. Cruzar manualmente la información de los puntos de ventas, todo esto da: mucho esfuerzo para un resultado lento e inexacto, lo que además hace perder la visibilidad del todo como un conjunto. 

Cada artículo que se agota provoca una recarga ineficiente y poco satisfactoria, tanto para los clientes como para los mismos empleados. 
En Keengo, tenemos la solución customizada para su éxito empresarial! Soluciones RFID, para asegurar que en las góndolas, vitrinas y perchas, cada cliente tendrá la máxima disponibilidad de productos al alcance de su mano. RFID, significa identificación por radiofrecuencia, esta tecnología permite cruzar los datos totales en décimas de segundo, permitiendo diferenciar entre: las existencias en los depósitos centrales, en los particulares de cada Local de los correspondientes salones de ventas.

Para minimizar los errores y acabar con las listas cíclicas en Keengo sumamos al RFID nuestros desarrollos de inteligencia artificial con aprendizaje automático, adaptados a la necesidad de cada negocio. 
Se pueden analizar los detalles de combinaciones de producto / tamaño más adecuadas para los diferentes pisos de un mismo local como para las sucursales de las distintas zonas. Lo que da un listado de “sugerencias de reposición”, las cuales pueden variar según la estación del año tanto así como de la proximidad de determinadas fechas claves: día del padre / madre / niño / secretaria, Navidad, Pascuas, etc.

Un sistema de RFID Keengo, no solamente agiliza y da velocidad a la reposición, sino que no olvida el objetivo principal: NO perder ventas.
Que los productos (especialmente los de más demanda) están rápidamente al alcance de las manos de los consumidores, generan felicidad y lealtad en los clientes. No dudes en consultarnos, en Keengo podemos ayudarte con tu negocio.
 

Artículos Relacionados